6 alimentos que un experto en seguridad alimentaria nunca comería

Bill Marler, abogado y experto en seguridad alimentaria publicó en la revista por internet Bottom Line Health acaba de publicar una lista de lo que dice son seis alimentos que él nunca comería. A continuación te explicamos cuáles son:

1. Leche y jugos sin pasteurizar

con-leche

Según Marler, estos pueden fácilmente estar contaminados con virus, parásitos y bacterias como Salmonella, E. coli y Listeria. Según los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC), entre 1993 y 2006 unas mil 500 personas se enfermaron en Estados Unidos por consumir leche “cruda”, sin pasteurizar, o quesos producidos con ella.

La leche tiene 150 veces más probabilidades de causar enfermedades que los productos lácteos pasteurizados. La misma advertencia se aplica para los jugos no pasteurizados, que ahora se han vuelto muy populares en tiendas de alimentos “saludables”, o los puestos de jugos recién exprimidos que se venden en las calles, los cuales pueden contener bacterias peligrosas. Marler dice que siempre que compres un jugo debes revisar que la etiqueta diga “este alimento ha sido pasteurizado”.

2. Brotes o germinados (de soya, frijol, alfalfa, etc.)

Desde mediados de los 1990, los germinados crudos o ligeramente cocidos han sido vinculados a más de 30 brotes bacterianos en Estados Unidos, principalmente causados por Salmonella y E. coli.

En 2011, casi 4 mil personas se enfermaron y 53 murieron en una letal intoxicación en Alemania cuya causa fue la E. coli en germinados en una fábrica.

En 2014, un brote de salmonella en germinados de frijol en Estados Unidos hospitalizó a 19 personas. Todo tipo de germinados, dice Marler, pueden propagar la infección bacteriana que se origina en sus semillas. Aunque agrega que bien cocidos sí los comería.

3. Carne que no está bien cocida (incluida la hamburguesa) o que está macerada.

Bacon cheeseburgers

Bacon cheeseburgers

Marler recomienda que las hamburguesas siempre estén bien cocidas. “La razón por la que los productos molidos son problemáticos y necesitan cocerse muy bien es porque cualquier bacteria que está en la superficie de la carne puede puede contaminar el interior”.

Si la carne molida no se cocina a 70ºC interna y externamente puede causar intoxicación de E. coli, salmonella y otras bacterias.

Sobre los bistecs, Marler siempre es cuidadoso con la maceración: una práctica de picar la carne con una aguja para ablandarla que puede transferir microbios desde la superficie al interior de la carne. Si la carne está macerada, Marler come su bistec bien cocido. Si no lo está, opta por término medio.

4. Frutas y vegetales que venden lavados o cortados, “listos” para comer.

“Huyo de éstos como si fueran una plaga”, declaró el experto. Porque entre más de manipule y procese un producto, más riesgos de contaminarse.

En los últimos años ha habido un enorme incremento en las ventas de bolsas de ensaladas, frutas y o vegetales lavados, cortados y listos para ingerir. Pero tal como dice Marler: “La conveniencia es maravillosa, pero pienso que a veces, no vale la pena tomar el riesgo”.

El experto compra sus frutas y verduras, en pequeñas cantidades y las come en un plazo de tres a cuatro días para reducir el riesgo de listeria, una bacteria letal que prospera en el refrigerador.

5. Huevos crudos o semicrudos.

huevotibio

A pesar de que a fines de los 1980 una epidemia de salmonella en Reino Unido convirtió al huevo en el enemigo número 1, mucha gente no ha dejado de comerlos crudos.

El huevo es uno de los alimentos más nutritivos y económicos en el mundo, pero tienen sus riesgos. Para evitar cualquier enfermedad, los expertos recomiendan almanenarlos en el refrigerador, cocerlos completamente y consumirlos inmediatamente después de cocinarlos.

6. Ostras y otros moluscos crudos.

Ostionesensuconcha

 

Según Bill Marler, los moluscos crudos, en particular las ostras, han causado cada vez más intoxicaciones recientemente.

Su teoría es que el incremento en la temperatura de las aguas de mar ha aumentado el desarrollo de microbios, de manera que cada vez tiene más cuidado con los productos del mar.

“Las ostras son animales filtradores, es decir, recogen todo lo que está en el agua”, dice y agrega: “Si existe bacteria, ésta entra en su sistema, y si comes esa ostra tendrás problemas.

“He visto muchos más casos de estos en los últimos cinco años de lo que vi en los últimos 20. Simplemente no vale la pena el riesgo”, afirma.

Facebook Comments

Post a comment