PRI quita “candados” para permitir postulación de “ciudadano simpatizante” en 2018

El Partido Revolucionario Institucional (PRIaprobó reformas a sus estatutos para permitir la postulación de un ciudadano simpatizante para la Presidencia de la República en 2018, y eliminó el requisito de los 10 años para los militantes con aspiraciones presidenciales.

A mano alzada, los 520 delegados que participaron en la mesa de estatutos avalaron la propuesta que presentó el exdiputado federal José Ramón Martel, a quien José Antonio Meade nombró como su asesor especial durante su gestión en la Secretaría de Desarrollo Social (Sedesol).

De este modo, en el artículo 181 de los estatutos del PRI, se estableció un penúltimo párrafo, en el que precisa la posibilidad de que los ciudadanos simpatizantes con prestigio y fama pública puedan ser postulados por el partido.

“Conforme a lo dispuesto en la ley de la materia, la Comisión Política Permanente que corresponda podrá aprobar la participación en el proceso de la postulación de candidaturas a cargos de elección popular a ciudadanas y ciudadanos simpatizantes, cuando su prestigio y fama pública señale que se encuentran en un nivel de reconocimiento y aceptación y, en consecuencia, en condición competitiva para ganar”, precisa el párrafo aprobado por los delegados.

De última hora, los priistas también quitaron los candados de 10 años de militancia en el partido para aquellos que busquen un cargo de elección.

La propuesta fue presentada por Mario Machuca, de la Confederación Revolucionaria de Obreros y Campesinos (CROC) en Quintana Roo, quien aseguró que “(los pluris) son políticos bonsái, porque son cortos de ideas, salen caros y sólo sirven de adorno”.

Durante el desarrollo de la mesa de estatutos, también surgieron los cuestionamientos en contra de los priistas que han afectado al partido.

Rubén Escajeda, dirigente de la Confederación Nacional Campesina (CNC), se refirió particularmente al caso del actual gobernador de Nayarit, Roberto Sandoval Castañeda, a quien acusó de actuar en contra del PRI, por lo que planteó que el comportamiento del mandatario local debe ser sancionado.

Tras un acalorado debate, se acordó por mayoría, incluir este antepenúltimo párrafo al artículo 166 de los estados priistas que abre la puerta a ciudadanos no militantes, pero con “prestigio y honorabilidad” a la candidatura del PRI a la presidencia en 2018.

Conforme a lo dispuesto en la ley de la materia, la Comisión Política Permanente que corresponda podrá aprobar la participación en el proceso de la postulación de candidaturas a cargos de elección popular a ciudadanas y ciudadanos simpatizantes, cuando su prestigio y fama pública señale que se encuentran en un nivel de reconocimiento y aceptación y, en consecuencia, en condición competitiva para ganar”, precisa el párrafo aprobado por los delegados”.

Inconformidad entre militantes

Entre los oradores que se manifestaron en contra de esa reforma destacó la participación del exgobernador de Oaxaca, Ulises Ruiz, quien, exaltado, exigió a su partido que se respete a la militancia y los delegados asistentes que no se presenten a avalar “una asamblea a modo”.

¿Qué estamos diciendo con este artículo? Lo que la militancia ha impulsado es que se le respete, ¿Dónde está la declaración de principios, el programa de acción, los documentos básicos del partido, el proyecto de nación y con su militancia si andamos buscando candidatos no del PRI, externos les llaman algunos, porque somos un partido que se está modernizando?”, cuestionó.

Y afirmó:

¡La militancia ya está hasta la madre de las imposiciones y de que no se le respete, ahora queremos quitar requisitos y abrir el partido, ¿a quién?, si tenemos militantes, hombres y mujeres, que pueden representarnos, ¿por qué quitar esos requisitos y ofender a la militancia?”.

No obstante, la propuesta se aprobó por mayoría.

Pese a los reclamos, los delegados avalaron la modificación estatutaria, pero también dejaron intactos los requisitos relacionados a que los candidatos –militantes o externos– deberán apegarse a los principios, estatutos y programa de acción del Revolucionario Institucional.

La aspirante presidencial priista y exgobernadora de Yucatán, Ivonne Ortega, también presentó a los delegados de la mesa de estatutos su propuesta para que los candidatos sean electos a través del método de la consulta a la base; sin embargo, el planteamiento fue rechazado y se confirmó que corresponderá al Consejo Político definir ese método.

En la larga jornada, entre otros temas, se aprobó también incluir en el predictamen otra propuesta para acabar con “los chapulines”, es decir, impedir que quienes ostenten un cargo plurinominal puedan brincar a otro por la misma vía.

Pese a los intentos de bloquear esa propuesta, las rechiflas de quienes estaban a favor, que fue la mayoría, obligó a la presidencia de la mesa, que encabeza el diputado federal yucateco Jorge Carlos Ramírez Marín a someterla a votación.

Con información de Proceso y El Financiero

Facebook Comments

Post a comment