“Burla”, anuncio del gobierno de Chihuahua de que mataron al asesino de Miroslava Breach

El anuncio del gobierno de Chihuahua, en torno a la muerte del presunto homicida de Miroslava Breach Velducea, deviene burla del debido proceso porque la administración de ese estado pretende sacudirse de un problema que no ha podido sortear, en torno a la impunidad de los delincuentes y la incapacidad de las policías e instrumentos legales para dar con los verdaderos responsables del ataque a la comunicadora.

Diputados de Morena y Movimiento Ciudadano (MC) acusaron al gobernador Javier Corral de levantar una cortina de humo con objeto de protegerse y evitar que su administración continuara cuestionada por distintos sectores sociales, entre ellos el de comunicación y de organizaciones defensoras de derechos humanos.

Emiliano Álvarez y Guillermo Santiago (Morena), así como Víctor Sánchez (MC), coincidieron en que la muerte de un probable homicida resultará conveniente a Javier Corral; ¿cómo, si la Fiscalía de Chihuahua sabía quién era el homicida, no había sido detenido?, esto se trata una vez más de una burla a los comunicadores y familiares ofendidos con el homicidio.

El diputado Álvarez descalificó la información proporcionada por el gobierno que encabeza Corral, pues “más que implicaciones penales y jurídicas contempla una decisión política de hacer a un lado un caso que, por sus repercusiones nacionales e internacionales, ha evidenciado la hipocresía del gobernador panista, quien se autoerige como defensor de las causas de libertad de expresión, y por el otro ha resultado un fiasco.

Javier Corral es muy activo en política, a todo le saca provecho, como legislador, opositor dentro de su partido, chantajista, todo le sale bien, menos gobernar. Debe una explicación a la sociedad porque no es creíble que ahora pretenda que el autor material del homicidio de Miroslava Breach está muerto. Eso es parte de las prácticas más perversas de gobernar.

También con dureza, su compañero de bancada, Guillermo Santiago reprochó el “lamentable y ridículo papel de Javier Corral: resulta que se ha puesto la camiseta de la libertad de los periodistas y de la libertad de expresión, y paradójicamente cava una fosa y entierra de la forma más insensible y corrupta una investigación que no siguió cauces de normalidad, porque desde el inicio el gobernador y sus funcionarios fueron rebasados por la realidad de un estado de cosas que no pueden ni afrontar.

“Ahora también, para erigirse como el demócrata de clóset que es, Corral abre una línea de investigación contra el PRI –seguro ese partido sí es responsable de muchas trapacerías–, pero es deleznable que el gobierno panista-perredista de Chihuahua ahora pretenda que el caso de Miroslava Breach se pueda cerrar.”

Facebook Comments

Post a comment