Compartir gusto por el alcohol reafirmaría vínculo matrimonial

Por Mariana Martínez Gómez

Saciar los antojos no es algo malo, lo malo es que no reconocemos cual es la verdadera naturaleza del antojo y por saciarlo nos puede acarrear problemas de peso.

Comprensión, objetivos en común, paciencia, amor y otros ingredientes más, son importantes para que exista compatibilidad en la pareja. Pero un estudio realizado en Noruega demostró que esto aplica incluso para la forma de consumir alcohol.

Cuando la pareja toma lo mismo; y si hablamos de “tomar lo mismo” no nos referimos a la misma bebida (aunque seguramente también tiene impacto), sino a la cantidad de alcohol que consume cada persona en una relación.

Información recolectada de 19 mil 977 matrimonios demostró que los esposos que consumen la misma cantidad de bebidas alcohólicas son menos propensas a divorciarse.

Y pensándolo bien tiene mucha lógica, cuando uno de los dos toma, el otro siempre es el que tiene que cuidar al borracho y más aún si es mala copa, y es probable que eventualmente esto se convierta en un problema. Curiosamente el estudio demostró que el divorcio es más probable si es la mujer quien toma más.

La investigación clínica y experimental, descubrió muchos otros datos interesantes. Por ejemplo, el divorcio es más común entre las parejas que consumen alcohol con mucha frecuencia o en cantidades grandes. Entre parejas en las que la mujer toma mucho y el hombre muy poco existe un porcentaje de divorcio de 26.8 por ciento, pero cuando es el varón quien toma más, el porcentaje baja a 13.1 por ciento. Las parejas en las que ambos toman mucho tienen un porcentaje de divorcio de 17.2.

Los científicos refieren que esto se puede deber a que el “rol” de la mujer es incompatible con el alcohol, lo que quiere decir que incluso en Noruega los hombres sienten que las mujeres tienen más responsabilidades que se pueden ver comprometidas por el alcohol (como cuidar a los hijos).

Sin embargo, las parejas que agarran la fiesta juntos pero con moderación tienen el índice de divorcio más bajo (tan sólo 5.8%). Y es que encontrar a esa persona con la que puedes divertirte sin que alguien termine “aguantando” al otro ha de ser verdaderamente genial.

Facebook Comments

Post a comment