¿En qué consiste el Síndrome de Münchhausen?

Por Mariana Martínez Gómez

El Síndrome de Münchhausen es un trastorno mental que se caracteriza por los padecimientos a consecuencia de crear dolencias para asumir el papel de enfermo.

El paciente crea y hasta se produce autolesiones para lograr síntomas físicos y/o psicológicos con conciencia de acción, pero forzado a ello por un impulso relacionado a su necesidad de ser considerado y atendido por terceras personas.

Esta condición tiene dos variaciones. En la primera, las personas con este síndrome tienden a fingir enfermedades con todo y sus síntomas, conoce tratamientos y entiende la terminología médica.

Son personas muy convincentes, describen los síntomas como si los tuvieran y son capaces suministrarse alguna sustancia que les ayude a ser más creíble el cuadro clínico que tratan de imitar.

Estos pacientes son tan persistentes que si en algún centro de salud no le dan la atención o se siente descubierto, va de un lugar a otro hasta que sea atendido como él quiere.

La segunda variante de Münchhausen es una forma extraña de maltrato infantil. Este trastorno casi siempre involucra a una madre o padre que abusa de su niño buscándole atención médica innecesaria.

La madre puede simular síntomas de enfermedad en su niño añadiendo sangre a su orina o heces, dejando de alimentarlo, falsificando fiebres, administrando eméticos o catárticos para simular vómitos o diarrea.

También puede usar otras maniobras como infectar las líneas intravenosas para que el niño aparente o en realidad esté enfermo.

Los padres con este síndrome pueden atentar contra la vida del niño involucrado ya que este comportamiento inusual puede llegar hasta el punto de daño físico grave e incluso la muerte.

A continuación les presentamos algunas características de comportamiento en personas con Münchhausen:

• Síntomas poco claros e incontrolables
• Recaídas después de mejorías de la condición
• Conocimiento extenso de hospitales y terminología médica
• Múltiples cicatrices quirúrgicas
• Aparición de nuevos síntomas después de resultados negativos de pruebas
• Historial de tratamientos en numerosos hospitales, clínicas, y consultorios médicos
• Síntomas que aparecen sólo cuando el paciente está solo o no está siendo observado
• Insistencia e incluso entusiasmo sobre pruebas o procedimientos médicos
• Señales y síntomas de la enfermedad auto-infligidos/simulados
• Los síntomas no se ajustan a ningún cuadro de enfermedad clásica o no concuerdan entre sí.
• Los síntomas mejoran en el hospital pero recurren al regresar al hogar.
• La sangre en las muestras de laboratorio no concuerda con el tipo de sangre del paciente.
• Evidencias inexplicables de drogas o sustancias químicas en el suero, en las heces o en la orina.

El tratamiento eficaz para las personas con Münchhausen es difícil porque la gente con este trastorno tienden a negar que tienen algún un problema y no cooperan. El éxito del tratamiento depende de la persona dice la verdad y este se trata con psicoterapia.

*Datos ilustrativos, siempre consulte a un especialista

Facebook Comments

Post a comment