Funcionaria del gobierno CDMX obstaculizó rescate de empleada doméstica, acusan vecinos

Vecinos de la delegación Benito Juárez confirmaron los señalamientos de que Olivia Corral Arriaga, funcionaria del gobierno capitalino, impidió la entrada de rescatistas que quizá hubieran podido recuperar con vida a la empleada doméstica Candelaria Tovilla, quien murió tras el derrumbe de un edificio en la calle de Saratoga, en la colonia Portales Sur.

El martes del sismo Candy, cómo la conocían, estaba trabajando en el departamento 304, aunque la mayoría salió ileso, una de las vecinas del edificio alertó sobre la ausencia de Tovilla Montoya y a su vez al personal de Protección Civil de la Delegación Benito Juárez sobre la presencia de la trabajadora indígena en el edificio colapsado.

El primer piso y la planta de estacionamiento del edificio se hundieron, además de que el segundo piso quedó inclinado a la altura de la calle, tal como pudo constar el hermano de Tovilla, Carlos, a su arribo al lugar del siniestrado y darse cuenta de que la única persona atrapada era su hermana Candelaria.

De acuerdo con Carlos Tovilla, a las 23 horas y tras iniciar el proceso de remoción de escombros para rescatar a Candy, escucharon un grito, sin embargo, fue hasta las 2:30 de la madruga del miércoles cuando arribó una brigada que confirmó la presencia aún con vida de Candelaria.

A las 9 de la mañana, pese a que elementos de la Secretaría de la Marina confirmaron la presencia con vida de Candelaria Tovilla, una funcionaria identificada como Olivia Corral Arriaga, impidió la entrada de los rescatistas apoyada por elementos de la Secretaría de la Defensa Nacional.

La funcionaria adujo órdenes superiores para impedir el rescate de la trabajadora doméstica, de hecho una de las residentes indicó que amparándose en su poder y sin experiencia en seguridad o estructura anunció la demolición del edificio e impidió la intervención de los Topos Azteca.

El cuerpo de Tovilla Montoya fue recuperado de los escombros en 3 horas y 50 minutos por los Topos ante la insistencia de los vecinos, quienes responsabilizan a Corral Arriaga de negligencia, arbitrariedad y prepotencia por obligar a Candy a permanecer 3 días bajo los escombros, razón por la cual falleció asfixiada.

La integrante del colectivo Mueve BJ, Verónica García, señaló que el trato que recibió Candelaria Tovilla fue “porque era una mujer pobre, indígena y migrante (…) lo que le hicieron hasta el último momento de su vida fue un acto de discriminación”.

La funcionaria responsable de la muerte por negligencia de la trabajadora doméstica es senadora suplente de Iris Vianey Mendoza Mendoza por el Partido de la Revolución Democrática (PRD) de acuerdo con información del Sistema de Información Legislativa (SIL) desde septiembre de 2012 a la fecha.

Carlos Tovilla procederá penalmente en contra de la funcionaria e interpuso una queja ante la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH) con expediente 78390-2017, instancia que llevará el caso penal por homicidio y negligencia.

Tovilla también acudió al Senado de la República a pedir que se le retire el fuero a la funcionaria, además de que en la plataforma Change.org se impulsa una petición para llevar presa a la funcionaria.

La víctima dejó tres hijas huérfanas, razón por la cual se creó una cuenta para donar a la familia y apoyarla tras el deceso de la jefa de familia.

Con información de Regeneración y La Jornada

Facebook Comments

Post a comment