Miguel Ángel Félix Gallardo, sentenciado a 37 años de prisión por caso Camarena

El ex capo Miguel Ángel Félix Gallardo, otrora líder del Cártel de Guadalajara, fue sentenciado por un juez federal a 37 años de prisión y al pago de 20 millones 810 mil pesos, por su participación en el homicidio del agente de la DEA, Enrique Camarena, y del piloto mexicano Alfredo Zavala en 1985.

Félix Gallardo ahora tiene 70 años y fue sentenciado 28 años después de su captura. Se encuentra recluido desde hace tres años en un penal de mediana seguridad de Guadalajara, Jalisco, debido a su precaria salud por la pérdida casi total de la vista y oído.

También purga una condena de 40 años por homicidio, delitos contra la salud y cohecho.

El Juzgado Cuarto de Distrito de Procesos Penales Federales de Jalisco impuso la pena de 37 años a quien fue conocido como El Padrino, así como el pago millonario como “reparación integral” a las víctimas indirectas por la muerte del agente estadounidense y del piloto de la entonces Secretaría de Agricultura y Recursos Hidráulicos (SARH).

En su sentencia, explicó que la cifra se determinó conforme a la legislación interna, la Convención Americana sobre los Derechos Humanos y criterios de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) y la Corte Interamericana de Derechos Humanos (CIDH).

Según declaró Félix Garza, abogado de Gallardo, al semanario Proceso, se impugnará la condena debido a que no hay pruebas que vinculen a su cliente con los homicidios ocurridos el 7 de febrero de 1985.

El gobierno de Estados Unidos acusó a los líderes del Cártel de Guadalajara de haber participado directamente en el secuestro y asesinato del agente de la DEA. Félix Gallardo trabajaba en sociedad con Rafael Caro Quintero y Ernesto Fonseca Carrillo, Don Neto.

Caro Quintero fue liberado por un Tribunal Colegiado en agosto de 2013 por considerar que fue sentenciado por un tribunal que no le correspondía, pero poco después la Suprema Corte revirtió esa resolución, por lo que el excapo se encuentra prófugo.

Fonseca Carrillo, quien también está condenado a 40 años de cárcel, se encuentra en prisión domiciliaria desde julio del año pasado debido a su condición de salud.

“Pido perdón. Ya pagué mi culpa”, dijo Rafael Caro Quintero en entrevista con ‘Proceso’

Facebook Comments

Post a comment