Jenkem, una desagradable forma de drogarse

La variedad de drogas ha llegado a niveles insospechados. Un ejemplo de ello es el caso del Jenkem, una manera de drogarse inhalando olores de materia fecal y orina fermentada.

Los adictos a esta práctica colocan materia fecal y orina dentro de una botella, luego la cubren con un globo que se irá inflando con los gases producidos por la fermentación. Para hacer más rápido el proceso hay quienes lo colocan al sol.

Pasadas algunas horas o días, el gas del globo puede ser inhalado produciendo euforia y alucinaciones al consumidor.

Otra opción para hacerlo es representada en la siguiente imagen.

jenkem1

Facebook Comments

Post a comment