Seis actividades para mejorar la inteligencia, según la ciencia

La inteligencia siempre ha sido una característica que tiene algo de misterio y que es una de las más deseadas. Los científicos dan la respuesta con varias técnicas simples que si se ponen en práctica sí que pueden aumentar sus capacidades mentales.

Hacer ejercicio

Practicar deporte puede resultar beneficioso no solo para la salud física, sino también para la salud mental. En particular, un estudio neozelandés revela que practicar gimnasia aeróbica contribuye a avanzar la función ejecutiva tanto en adultos como en niños. Ayuda a expandir la memoria de trabajo y la atención selectiva y desarrollar capacidades ‘multitareas’.

Aprender idiomas extranjeros

Un curioso estudio sueco demostró que el dominio de otros idiomas lleva al crecimiento en las partes de la corteza cerebral, que corresponde al lenguaje, y en el hipocampo, que es responsable por el aprendizaje de cosas nuevas. Otra investigación reveló que las personas que hablan dos idiomas tienen más materia gris en los lóbulos frontal y parietal, dos partes del cerebro relacionadas con las tareas de control ejecutivo como la atención, el autocontrol y la memoria a corto plazo.

Escribir a mano

Según confirma un estudio, apuntar sus planes, pensamientos u otra información en vez de usar dispositivos electrónicos para hacer lo mismo, estimula un aprendizaje más eficaz, ayuda a retener información durante más tiempo y a captar nuevas ideas. A diferencia de los que introducen datos en ordenadores, tabletas o móviles, los que apuntan a mano no simplemente transcriben información, sino que la procesan y la restructuran.

Leer más, sobre todo ficción

Un estudio neurocientífico destapó que ‘hundirse’ en una novela aumenta la conectividad en el giro supramarginal del cerebro responsable por la percepción del lenguaje y el procesamiento. Tras leer un libro la persona retiene esas capacidades, se trata de una ‘actividad sombra’, que se parece a la memoria de los músculos al practicar deporte.

Tocar un instrumento musical

Un estudio apunta que el entrenamiento musical mejora la función del sistema neuronal. Tocar un instrumento pone en marcha y dirige varias partes del cerebro en la comunicación mediante la música. De esta manera, se afila la habilidad de comunicarse a través de otros modos.

Comer chocolate

Una investigación estadounidense ha demostrado que el chocolate mejora el flujo sanguíneo a varias partes del cerebro y fomenta la función cognitiva. Otro experimento ha revelado que personas que consumían chocolate al menos una vez a la semana observaron que su memoria y pensamiento abstracto mejoraron. El consumo de chocolate tiene que ver con un mejor funcionamiento de la memoria operativa, visual y espacial.

¿Tienes fea letra? Eres mucho más inteligente

Una práctica para cambiar por completo tu cerebro

50 años analizaron y concluyeron: personas de “izquierda” son más inteligentes

Facebook Comments

Post a comment