No tener amigos, perjudicial para la salud

La ausencia de amigos es tan malo como el alcoholismo o la adicción al tabaco. Un estudio realizado por Julianne Hold-Lunstad, de la Universidad de Brigham Young, En Estados Unidos, y publicado en PLoS Medicine estimaba que la falta de relaciones sociales equivale a fumar más de 15 cigarros al día.

 

Tras realizar un seguimiento a 300 mil personas durante siete años, Hold-Lunstad y sus colegas demostraron que no tener amigos es más perjudicial para la salud que llevar una vida sedentaria o, incluso, ser adictos al alcohol.

 

Amigos aumentan longevidad

 

Luego de un seguimiento a mil 500 personas durante una década, científicos australianos han llegado a la conclusión de que en los individuos con un amplio círculo de amigos el riesgo de fallecer se reduce un 22 por ciento.

 

“Estar conectados con otros es esencial para vivir más años”, concluyeron investigadores en la revista Journal of Epidemiology and Community Health.

 

“Si somos víctimas del cáncer, el efecto resulta aún más evidente”, dijeron los expertos.

 

En 2006, un estudio de la Universidad de California, en los Estados Unidos sobre tres mil mujeres que padecían cáncer de mama, reveló que las enfermas sin amigos íntimos eran cuatro veces más propensas a fallecer debido al tumor que las que tenían diez o más amigos.

 

Otro estudio de la Universidad de Duke, también en EU, con un millar de pacientes solteros afectados por patologías cardíacas reveló que, transcurridos cinco años, solo sobrevivía el 50 por ciento de los enfermos que no contaban con un amigo de confianza, frente al 85 por ciento de supervivientes entre aquellos pacientes que tenían al menos una relación de amistad sólida.

 

Amigos de la infancia

 

El papel que juegan los amigos en la infancia es crucial. Por un lado, evita la obesidad porque, según un estudio publicado en Annals of Behavioral Medicine, “la socialización actúa como sustituto de la comida” y evita el abuso de alimentos que potencian el sobrepeso.

 

Además, Russ Jago, de la Universidad Bristol, Reino Unido, demostró que la actividad física de los niños aumenta considerablemente cuando juegan con sus mejores amigos.

 

Por otra parte, la depresión en la infancia está directamente relacionada con la ausencia de amigos, como ha comprobado William Bukowski en una investigación publicada en la revistaDevelopment and Psychopathology.

 

Amigos cambian el cerebro

 

Usando resonancia magnética funcional, John Cacioppo y sus colegas de la Universidad de Chicago, EU, comprobaron que tener amigos modifica el funcionamiento del cerebro, concretamente de la región del estriado ventral, asociada a las recompensas.

 

Según los autores del estudio, las neuronas de esta región se activan en mayor número y con más intensidad si estamos bien acompañados que si llevamos una vida solitaria. Un dato a tener en cuenta dado que el estriado ventral es un área crítica para el aprendizaje.

 

Amigos analgésicos

 

Es mejor ponerse una inyección o curarse una herida en presencia de un amigo. Según un estudio publicado hace algunos años en la revista Psychosomatic Medicine, la percepción del dolor se reduce cuando una persona a la que consideramos cercana está físicamente presente.

 

Foto: Matthijs Smilde

 

Criptograma Mx

Facebook Comments

Post a comment