Desaparecerán tres poblados de Jalisco por presa ‘El Zapotillo’; acusan ‘traición’ de Aristóteles Sandoval

Finalmente se inundarán tres poblaciones jaliscienses Temacapulín, Acasico y Palmarejo para poder construir la presa ‘El Zapotillo’ y dotar de agua potable a la Zona Metropolitana de Guadalajara y Guanajuato utilizando el flujo del Río Verde. Habrá una cortina de 105 metros, anunció el gobernador de Jalisco, Aristóteles Sandoval al tiempo de disculparse y lamentar el no cumplir su promesa de campaña, salvar a estos poblados.

Hoy tengo que reconocerlo con toda sencillez y dejarlo absolutamente claro: salvar Temacapulín ya no es, técnicamente, una variable asequible. Esta batalla no la perdieron solos, la perdimos juntos. No poder cumplirles lo lamento créanmelo, pero no los vamos a poner en riesgo, confío en entenderán que no está en mis manos, que es no hay otra solución posible, porque el planteamiento de una cortina de menos altura, lo digo con absoluta sinceridad, es un mito y por tanto es un falso debate…”, indicó.

No hay otra solución posible, una cortina de menos altura es un mito y por tanto es un falso debate, una cortina menor a 80 metros no sería porque dejaría fuera a Guadalajara, Los Altos y León, a una decena de millones de habitantes”, dijo el gobernador.

Según El Informador, con la presa se espera lograr una dotación de 7.5 metros cúbicos de agua por segundo. Jalisco lo que sí exigirá es firmar un nuevo convenio para que la mayor parte del líquido beneficie a sus habitantes.

Oposición a la presa

El Observatorio Ciudadano para la Gestión Integral del Agua, ha ofrecido su respaldo a activistas, académicos y pobladores de Temacapulín, Acasico y Palmarejo, comunidades de los Altos de Jalisco que desaparecerán inundadas por la decisión de elevar la cortina de la presa El Zapotillo de 80 a 105 metros.

El Observatorio ratificó una denuncia por la contratación y pago de 90 millones de pesos a la Oficina de las Naciones Unidas de Servicios para Proyectos (UNOPS) para que realizara un estudio que justificó la construcción de la presa, y concluyó que sólo el escenario de 105 metros de cortina serviría para dotar de agua a Jalisco y la ciudad de León, en Guanajuato.

Por su parte, Clemente Castañeda, diputado federal y coordinador de la bancada de Movimiento Ciudadano, dijo que el gobernador faltó a dos responsabilidades: hacer valer la resolución de la SCJN de que la cortina quedara en 80 metros para no inundar a los pueblos, y hacer valer los decretos que garantizan los derechos de agua del río Verde para Jalisco.

Los diputados de MC criticaron que los especialistas de la UNOPS ignoraron a las voces disidentes, incluidas las de los pobladores de los pueblos en riesgo, y las de productores de la región de los Altos, quienes alertan que privatizar el agua traerá graves consecuencias para sus actividades agropecuarias.

Con información de Informador y La Jornada

Facebook Comments

Post a comment