Repudio internacional a decisión de Trump que reconoce a Jerusalén como capital de Israel

Los líderes mundiales manifestaron su preocupación por la decisión de la administración del presidente estadounidense, Donald Trump, de reconocer a Jerusalén como la capital de Israel y trasladar la Embajada de Estados Unidos de Tel Aviv a Jerusalén. Se espera que en los próximos días se lleven a cabo varias manifestaciones en el mundo árabe. A continuación unaq cronología de las reacciones.

6 de diciembre

Arabia Saudita considera irresponsable la decisión de Trump sobre Jerusalén e insta a la Administración estadounidense a cambiar su posición.

El viernes 8 se celebrará una reunión extraordinaria del Consejo de Seguridad de la ONU sobre la decisión de Estados Unidos de reconocer Jerusalén como capital de Israel.

El Ministerio de Relaciones Exteriores de Cuba expresó su preocupación y rechazo a la decisión de Washington sobre Jerusalén, que viola la Carta de la ONU, el Derecho Internacional y las resoluciones pertinentes de las Naciones Unidas, y advirtió que la medida tendrá consecuencias graves en la región.

Ocho países (Francia, Bolivia, Reino Unido, Egipto, Italia, Senegal, Suecia y Uruguay) solicitaron una reunión urgente del Consejo de Seguridad de la ONU sobre Jerusalén.

El Gobierno de Irak calificó como una ofensiva la decisión de Trump.

Baréin confirma su postura sobre el derecho de los palestinos a tener un Estado con capital en Jerusalén Este.

El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, expresó en un comunicado oficial su repudio y condena ante la decisión del Gobierno estadounidense y la considera una flagrante violación del derecho internacional.

“El Gobierno Bolivariano de Venezuela, rechaza toda acción arbitraria, unilateral e inconsulta, que busque afianzar la presencia ilegal del Estado de Israel sobre el territorio palestino ocupado y su anexión de facto de la ciudad de Jerusalén, hechos que socavan la soberanía del Estado y el Pueblo palestino, atentan contra la paz y estabilidad de la región, e influyen de manera trágica en los esfuerzos internacionales en búsqueda de una solución dialogada, pacífica, justa y duradera”, dice el comunicado.

La decisión de Estados Unidos de reconocer Jerusalén como capital de Israel y de trasladar allí su embajada viola las resoluciones de la ONU y sus estatutos, según los cuales el estatus de Jerusalén debería determinarse mediante negociaciones, dijo el representante oficial del Gobierno jordano, Mohammad al Muamani, a la agencia PETRA.

“El Reino se opone a una decisión que aumenta la tensión y perpetúa la ocupación, y considera que todas las medidas unilaterales que imponen una nueva realidad son vacías e inválidas”, señaló.

La canciller de Alemania, Angela Merkel, afirmó que “no apoya” la decisión de Trump de reconocer Jerusalén como capital israelí.

El problema del estatus de la ciudad solo puede resolverse mediante negociaciones directas entre Israel y Palestina, y la solución del conflicto bilateral debería dar lugar a la creación de dos Estados con capital en Jerusalén, afirmó el secretario general de la ONU, António Guterres.

“El estatus final de Jerusalén es un problema que debe ser resuelto a través de negociaciones directas entre las dos partes sobre la base de las resoluciones pertinentes del Consejo de Seguridad y la Asamblea General de la ONU, y teniendo en cuenta las aspiraciones legítimas de las partes palestina e israelí”, dijo el jefe administrativo de la organización mundial.

La primera ministra británica, Theresa May, dijo que rechaza el reconocimiento de Jerusalén como capital de Israel por parte de Estados Unidos,  May instó a Washington a presentar propuestas detalladas sobre el arreglo del conflicto palestino-israelí.

El movimiento palestino Hamás comentó que la decisión del presidente estadounidense de reconocer Jerusalén como la capital de Israel abre las “puertas del infierno”.

La Unión Europea está profundamente preocupada por la decisión de Trump de trasladar la embajada estadounidense a Jerusalén y de reconocer esa ciudad como la capital de Israel. La jefa de la diplomacia de la UE, Federica Mogherini, pide moderación a todas las partes implicadas.

El presidente de Palestina, Mahmud Abbás, afirmó que el anuncio de su homólogo estadounidense, Donald Trump, significa la retirada de Washington del proceso de paz en esa región. Según Abbás, la decisión de Trump ayudará a las organizaciones extremistas a librar guerras santas.

El presidente de Irán, Hasán Rohaní, declaró que su país “no tolerará la violación” que supone el reconocimiento de Jerusalén como la capital israelí por parte de Trump.

El Ministerio de Relaciones Exteriores de Turquía, Mevlut Cavusoglu, condenó la medida y la calificó de “irresponsable”, por lo que pide a Washington que reconsidere su decisión.

“Condenamos la declaración irresponsable de la Administración de Estados Unidos (…) declarando que reconoce a Jerusalén como la capital de Israel y que trasladará la Embajada de Estados Unidos en Israel a Jerusalén”, reza el comunicado.

Hacemos un llamado a la Administración de EE.UU. para que reconsidere esta decisión defectuosa que puede resultar en resultados altamente negativos y para evitar pasos no calculados que dañarán la identidad multicultural y el estatus histórico de Jerusalén”.

Egipto rechazó la decisión de Estados Unidos de reconocer Jerusalén como capital de Israel. Por su parte, el grupo Hamás calificó la medida como una agresión flagrante contra el pueblo palestino, según Reuters.

El presidente del comité para asuntos internacionales de la Duma Estatal rusa, Leonid Slutski, dijo que la decisión de Trump sobre Jerusalén es como “jugar con fuego”.

“Queda claro desde el principio que este movimiento contradice el ya de por sí frágil concepto de paz en Oriente Medio y podría volver a detonar la situación en la zona del conflicto palestino-israelí (…) Realmente se está jugando con fuego, en el verdadero sentido de la expresión”, cita la agencia Tass a Slutski.

El presidente francés, Emmanuel Macron, se negó a apoyar la decisión “unilateral” de Trump de declarar Jerusalén como capital de Israel. Hablando desde Argel, donde se encuentra en una visita diplomática, Macron calificó la declaración de “lamentable” y reiteró el llamado para que israelíes y palestinos determinen el estatus de Jerusalén a través de negociaciones.

“Esta es una decisión lamentable que Francia no aprueba y que va en contra del derecho internacional y todas las resoluciones del Consejo de Seguridad de la ONU”, dijo Macron a los periodistas en una conferencia de prensa.

El primer ministro de Israel, Benjamín Netanyahu, calificó las declaraciones de Trump de “hito histórico” e instó a otros países a seguir su ejemplo trasladando sus embajadas a Jerusalén. Netanyahu agregó que cualquier futuro acuerdo de paz con los palestinos debe incluir a Jerusalén como la capital de Israel.

Facebook Comments

Post a comment