Takanakuy, la polémica tradición para solucionar diferencias a golpes en Perú (video)

Todos los problemas se arreglan a golpes en algunas regiones del Perú.

Si un residente quiere arreglar sus diferencias con alguien, a partir del 25 de diciembre y hasta el 6 de enero puede hacerlo. Con la Navidad inicia el Takanakuy, una palabra quechua que significa “golpearse entre sí”.

Cómo funciona

La gente se reúne en algún punto del pueblo. Si tienes rencillas con alguien, sales al medio del coliseo y dices su nombre. Si el convocado se acerca significa que acepta el desafío.

Las peleas son con rivales de estatura y complexión similar y sólo valen puños y patadas. Está prohibido sujetarse, atacar por la espalda, tirarse encima del oponente o golpear si ya ha caído. Si atacas a alguien en el piso, la multitud te golpeará a ti.

Tienen una duración promedio de tres minutos y terminan con un abrazo de los contendientes y se da por finalizado el conflicto. Las peleas son con rivales de estatura y complexión similar.

Si ignoras el llamado a luchar, está la opción de que un familiar o amigo salga a defender tu honor. Si es así, tu contendiente decidirá si mide fuerzas con tu representante o escoge que alguien más lo haga por él.

Existen familias enteras que se enfrentan a otras con el fin de que las desavenencias se zanjen definitivamente. Si tu papá pierde, puedes salir a defenderlo. Si también eres derrotado, tu mamá puede tomar revancha y así, sucesivamente, hasta que ambas partes se den por satisfechas.

Citado por la BBC, Víctor Laime, un poblador de Santo Tomás explicó que esta costumbre surgió en la colonia, cuando los españoles hacían luchar a sus esclavos por diversión, como si fueran gallos de pelea, el 25 de diciembre.

Ya independizados del dominio español, el Takanakuy se fusionó con la Huaylía, que son cantos y danzas de resistencia inca, y se transformó en un mecanismo para resolver sus desavenencias y mantener vivo su espíritu.

 

Facebook Comments

Post a comment