Descubren templo dedicado a Quetzalcóatl en Tlatelolco (video)

Investigadores del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH), dieron a conocer la existencia de un templo en Tlatelolco dedicado a Ehécatl-Quetzalcóatl, dios del viento. Es el segundo de su tipo descubierto recientemente en esta zona arqueológica.

De acuerdo con un comunicado emitido por el INAH, la estructura ubicada en el cuadrante suroeste del Recinto Ceremonial de México-Tlatelolco, tiene más de 650 años de antigüedad, mide 11 metros de diámetro por 1.20 de altura y se encuentra a una profundidad de 3 metros bajo el nivel de la calle.

En conferencia de prensa, efectuada en las instalaciones del Ex Colegio de la Santa Cruz de Tlatelolco, el investigador emérito del INAH, Eduardo Matos Moctezuma, y el coordinador nacional de Arqueología de la institución, Pedro Francisco Sánchez Nava señalaron que el descubrimiento contribuirá a revalorar la importancia de las múltiples ciudades-Estado que prosperaron en diversos puntos del Valle de México.

La directora de la Zona Arqueológica de Tlatelolco, Edwina Villegas Gómez, explicó que el descubrimiento de la estructura se realizó en dos temporadas de supervisión y salvamento arqueológico.

La primera se llevó a cabo en 2014, cuando se demolió el antiguo supermercado El Sardinero y se hizo una exploración a tres metros de profundidad, debido a la construcción de una plaza comercial, lo que permitió identificar la parte alta de la estructura y recuperar material cerámico y 20 entierros, entre adultos, niños y animales, distribuidos en el predio.

La segunda temporada continuó en marzo de 2016, en la que se liberó la edificación prehispánica y se pudo identificar el estuco que aún recubre parte de la misma. También se hallaron una cista para ofrenda colocada en la entrada oriental del templo y otros siete entierros humanos completos que actualmente están en análisis.

De acuerdo con la arqueóloga, la cista-ofrenda que incluía la osamenta de un recién nacido y figuras de cerámica con representaciones de monos y picos de pato, entre otros objetos, develaría su vínculo con el dios Ehécatl-Quetzalcóatl, dador de viento como elemento de origen para la lluvia durante periodos prolongados de sequía.

Otro dato que apoya esta teoría es la forma del templo, toda vez que al ser circular en sus costados norte, oeste y sur, con una conversión rectangular en su entrada, lado este,coincide en diseño y orientación con la edificación dedicada a esta misma deidad que se encuentra en la entrada de la zona arqueológica tlatelolca.

La empresa constructora ya cedió el terreno donde se encontró el templo, más un metro alrededor de éste para futuras labores de mantenimiento, por lo que se calcula que los trabajos de consolidación y reintegración de la estructura concluyan en diciembre próximo.

Facebook Comments

Post a comment